5 elementos que debe haber en tu página de inicio

Original en: SoyEntrepeneur.com

Conoce cuáles son los cinco elementos que debe incluir el home de tu sitio Web para atraer clientes y facilitar su navegación.

En los negocios, como en la vida, sólo tienes una oportunidad de lograr una buena primera impresión, y lo mismo ocurre con tu sitio web.

Cuando los clientes acceden a tu web deben tener, instantáneamente, un conocimiento claro de quién eres y qué es lo que haces.

Leer más de esta entrada

8 razones por las que abandonamos una página web [#Infografia]

Si atraer a un potencial cliente a nuestra web resulta ya bastante difícil, captar su interés y retenerlo es aún más complicado, y más aún en un lugar de puertas abiertas como es internet.

Por eso es tan importante que las webs de las marcas estén diseñadas para minimizar el nivel de frustración del cliente y maximizar su nivel de atención.

Vamos a ver cuáles son los factores que más hacen perder la paciencia al consumidor en una web, según una infografía publicada recientemente por Kissmetrics:

Leer más de esta entrada

5 consejos para mejorar tu web

5 consejos para la mejor experiencia de usuario

Mejorar nuestra web significa, entre otras cosas, conseguir que sea más agradable para el usuario, que éste encuentre fácil lo que está buscando y que cumpla con los objetivos para los que fue creada.

En todos estos casos juega un papel esencial la llamada “experiencia de usuario”, también conocida como usabilidad, que no son sino un conjunto de técnicas que mejoran la web, tanto para el usuario como para el propietario.
Dentro del campo de la usabilidad, desde hace ya varios años se están realizado diferentes estudios sobre la trayectoria de nuestros ojos a la hora de consultar las páginas web y determinar cuáles son las “zonas calientes”, zonas en las que la mayoría de los usuarios se fijan, y “zonas frías”, zonas que pasan desapercibidas para el visitante.
Estas investigaciones son concluyentes para mejorar la usabilidad de la web, y en función de los resultados alcanzados  aquí presentamos 5 consejos para mejorarla:

1. La parte superior izquierda de la pantalla es la que recibe primero la atención.

Así se desprende de un estudio realizado por la Universidad de Utah Valley y por uno similar realizado por Yahoo.

Una buena forma de empezar a mejorar nuestra usabilidad es repasar en nuestra web dónde tenemos localizada la información que consideramos más relevante. Siempre hay excepciones, aunque en este caso son menores.

Usando una simple tabla resumiendo los dos estudios el resultado sería el siguiente: si el rojo es prioridad 1, el amarillo prioridad 2 y el verde prioridad 3:

Por otro, es conveniente familiarizarse con el diagrama Gutenberg, que describe el patrón de desplazamiento de los ojos sobre zonas densas de texto, terminando siempre en la parta inferior derecha.

Hay  que matizar que este diagrama afecta a zonas de texto denso, con lo cual habría que colocar los “call-to-action” en esa zona.

2. La gente lee en forma de “F”

Otro estudio más revela las formas de lectura. Usando mapas de calor, en este estudio queda bien claro que la forma de lectura más habitual es de dos líneas horizontales y una vertical a la izquierda, con lo que se construye una forma bien definida de “F”.

De aquí podemos deducir por qué quieres tener el menú o las propuestas de valor en la parte superior izquierda o un menú vertical a la izquierda .

3. Usa párrafos grandes para aumentar la atención

Según el mismo estudio de la Universidad de Utah, los párrafos introductorios escritos con una letra más grande y en negrita se leyeron un 95% de las veces.

Además, es recomendable mantener las líneas de este párrafo cortas y en la misma columna, ya que es así como los  usuarios están habituados a leerlos.

4. Imágenes de alta calidad y grandes

Según el gurú de la usabilidad Jakob Nielsen en su libro “Eyetracking Web Usability” usar imágenes nítidas, grandes y de alta calidad es un factor determinante a la hora de captar la atención del visitante, sobre todo las de personas que están mirando de frente.

Otro dato revelador es que las imágenes de personas que no parecen “modelos” son más aceptadas. Hay que evitar a toda costa esas típicas imágenes de archivo de excesiva calidad, ya que son ignoradas completamente.

Por otra parte, es muy importante que nuestras páginas ser carguen lo más rápidamente posible, tanto por la importancia que esto tiene para los buscadores como por la experiencia de usuario. Por ello, hay que comprimir lo máximo posible las imágenes “pesadas” sin que pierdan calidad.

5. La primera impresión se crea en segundos

Otro interesante estudio, que también rastreó la trayectoria de los ojos, realizado por la Universidad de Missouri, establece que un usuario tan solo necesita dos décimas de segundo para crear una primera impresión.

El mismo estudio revela que los usuarios, de media, pasaron 2,6 segundos rastreando la web entera antes de centrarse en una sección particular.

Otras conclusiones interesantes del estudio son estas zonas en particular:

  • El logo, los usuarios se centran en la zona del logo unos 6,48 segundos antes de saltar a lo siguiente.
  • El menú principal, o el menú de navegación tiene una importancia similar a la del logo, también pasan unos 6 segundos alrededor de esa zona.
  • La caja de búsqueda, otros 6 segundos.
  • Links a las redes sociales y todo lo que les envuelve captan alrededor de 5 segundos.
  • El contenido escrito no llega a 6 segundos.
  • Y la parte final de la página o “footer” 5 segundos.

Ignorar estos estudios, ignorar la usabilidad, puede ser una de las razones por los cuales no conseguimos los resultados que esperamos.

Cabe reflexionar si nuestros sitios web cumplen estos requisitos, y si la respuesta es no y los resultados son claramente negativos quizás sea tiempo de replantearse el diseño.

Basado en http://www.ticbeat.com/

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Añadirías algo más? Déjanos tu opinión…

Deja tu comentario o me cabreo

¿Te ha resultado útil este post? Entonces, usa los botones sociales aquí abajo para recomendarlo a tus amigos¡Gracias! ;-)

20 principios de usabilidad para el mejor rendimiento de su sitio web

Original en: http://www.puromarketing.com/

Es curioso recordar cómo hace un década cuando pedíamos a un creativo el diseño de un sitio web, lo que más nos importaba era que fuese impactante, original, sorprendente, lo nunca visto!!!!

Pensábamos que íbamos a incrementar nuestra cuota de mercado sorprendiendo a los usuarios con nuestras obras de arte, la teoría era: “usuario impresionado, cliente seguro”.

Estábamos casi seguros que una buena imagen de nuestro negocio se conseguía a través de la creación de una web site super creativa, nunca vista anteriormente. No importaba si el usuario pudiese manejara o encontrar la información o el producto que buscaba. El mensaje también era lo de menos, tenía que ser único y creativo, el sitio web tenía la misión de entretener al usuario, y que éste comentase con sus amigos que ha entrado en la web más chula de internet. En esa época, los sitios web más inteligentes eran los más difíciles de entender, los que suponían todo un reto para el internauta de a pie sacar algo claro de ellos.

Sin embargo esto es lo que realmente pasaba con los usuarios: abandonaban el sitio frustrados por la mala usabilidad de la página web.

Abandono

Por fortuna, esta tendencia duró menos que un caramelo en la puerta de un colegio, bastó hacer un poco de análisis para darse cuenta que una vez vista la sorprendente película, esta no se rebobinaba, si no ofrecía lo que se buscaba. Además la inteligencia de los creadores de los sitios web ya no se mide por la complejidad que supone su obra final al usuario, sino todo lo contrario, cuanto más fácil se lo pongamos al público, más listos somos. Y el diseño espectacular sólo lo es realmente cuando consigue su objetivo.

Todos los usuarios no son iguales

El tiempo es algo preciado para todos y que no escatimamos en ningún momento, por lo tanto, cuando estamos delante de una página web, no leemos, escaneamos. Necesitamos interfaces simples, rápidos, obvios por si mismos cuanto menos esfuerzo tengamos que dedicar al a navegabilidad más atención podemos prestar al contenido, a lo que buscamos y lo que realmente nos interesa.

No podemos permitirnos el lujo de perdernos por lo que la página de inicio la debemos de tener siempre visible como referencia y si en todo momento nos aparecen los llamados “breadcrums” indicándonos el camino por donde hemos venido, pues mejor que mejor.

Tampoco podemos desperdiciar minutos buscando algo que no encontramos, por lo que siempre deberíamos encontrarnos con una utilidad de “búsqueda” en todas las páginas.

El orden nos estabiliza, nos calma, es imprescindible que los sitios web sigan rigurosamente las líneas de su diseño corporativo, para que las identifiquemos inmediatamente, sobre todo y ante todo, el logotipo y tagline tienen que estar en el mismo sitio y de manera idéntica en todas las páginas. El contenido tiene que estar estructurado de manera jerárquica, para que con un simple scaneo de la página nos demos cuenta de la importancia y clasificación de los contenidos.

Los inesperados banners y pop ups nos entorpecen la navegabilidad y nos enfadan y el ruido visual nos confunde y aturulla, necesitamos orden, espacios en blanco para descansar la vista, tipografía legible que se contraste fuertemente con el fondo y no nos haga hacer un sobresfuerzo en la lectura.

Debemos tambien saber todo lo que sucede mientras interactuamos con la página, si bajamos un video, cuanto tiempo tarda, si algún elemento no está disponible, que se nos comunique de manera clara y si hay algún error en la página que podamos entender lo que ha ocurrido mediante la recepción de mensajes amigables, traducidos directamente de los típicos “Error 336″.

Error loading

No tenemos tiempo de andar averiguando dónde están los enlaces y que textos, iconos o imágenes funcionan como tales.

Muchas veces queremos imprimir, compatir en redes sociales o mandar por correo electrónico, una página, una foto o un artículo y necesitamos tener las herramientas que nos lo permitan de manera visible.

Por otro lado cuando estamos haciendo una compra on-line, no queremos rellenar formularios innecesarios y necesitamos un sistema donde podamos meter nuestros datos bancarios de una manera segura y rápida.

En resumidas cuentas, las 20 reglas de oro que debemos cumplir para no echar a los usuarios de nuestro sitio web son las siguientes:

  1. Diseñar páginas con el objetivo de que sean escaneadas por los ojos del usuario, ni leídas
  2. Crear jerarquías visuales que agrupen y prioricen el contenido.
  3. Aprovechas las reglas ya establecidas y conocidas por los usuarios para identificar elementos como enlaces o utilizar ciertas usabilidades.
  4. Hacer obvio todo lo que sea clickeable.
  5. Quitar ruido visual.
  6. Dejar espacios en blanco para que se pueda descansar la vista.
  7. Utilizar una tipografía clara y crear fuerte contraste entre esta y el fondo par afacillitar la lectura.
  8. Suprimir todos los elementos que entorpezcan la navegabilidad (banners, pop ups)
  9. La página de inicio (Home Page) tiene que estar referenciada en todas las demás páginas de la web y debe ser visualmente distinta.
  10. Uttilizar breadcrums que nos indiquen el camino que hemos tomado desde la página de inicio hasta llegar donde estamos.
  11. Incluir aplicaciones o procesos en todas las páginas de “Búsqueda”, “Ayuda”, “Imprimir”, “Compartir”, “Enviar por correo electrónico”
  12. Seguir las líneas de imagen corporativo en la creación de la página, para que su diseño sea siempre identificador de la marca.
  13. Crear cuestionarios simples que no pidan información innecesaria.
  14. Incluir datos de contacto con la empresa, información corporativa y dirección social.
  15. El sitio web debe ser compatible con los principales navegadores (Chrome, Explorer, Firefox)
  16. El usuario no debe de perder nunca el control del interfaz y debe saber en todo momento que es lo que está sucediendo en la página e incluso si surgiesen errores el internauta debe de estar informado a qué se deben.
  17. El tiempo de respuesta debe ser inmediato.
  18. No debe de ser nesesaria la descarga de aplicaciones para poder visualizar el contenido de la página.
  19. La imagen de la página debe transmitir sus objetivos y valores.
  20. El diseño del sitio web debe estar centrado en las características de los usuarios a los que se dirige.

¿Qué te parecen estos principios? ¿Añadirías algo más? Déjanos tu opinión…

Deja tu comentario o me cabreo

Si te ha gustado este post y no quieres perderte los próximos, sigue este blog a través de FacebookTwitter, y Google +. Y por último, un favor: si te ha resultado útil este post, usa los botones sociales aquí abajo para recomendarlo a tus amigos¡Gracias! ;-)

5 reglas para escribir en la web

Original en: http://www.trucosoptimizacion.com/

Escribir contenidos para la web requiere técnicas diferentes de los medios impresos. En las pantallas de un ordenador los textos se leen más lento y con más dificultad. Además, el internauta es impaciente y tiene a su alcance millones de otras páginas a un solo clic de distancia.

¿Cómo redactar texto correctamente en tu web y cómo optimizarlo? ¿Cómo hacerlos más entendibles? ¿Cómo hacer que los destinatarios nos lean? Estas son algunas de las pautas para redactar correctamente en la web:

1. Recorta el texto al 50%

Es una regla muy dura de aplicar, pero tiene sentido. Cuanto más largo el texto, menos probabilidades tienes que lo lean. ¿Cómo y dónde aplicamos las tijeras? Estas son algunas de las sugerencias:

  • Elimina repeticiones
  • Elimina adverbios y adjetivos si no son necesarios para mantener el sentido de las frases
  • Recorta o reduce las transiciones que resumen los párrafos anteriores
  • Borra divagaciones
  • No tengas miedo de reemplazar una frase con una sola palabra
  • Escoge palabras más cortas, utilizadas con más frecuencia y fáciles de pronunciar
  • Evita las frases compuestas
  • Elimina las frases pasivas

2. Haz tu texto escaneable

Ya hablamos de esta tendencia en el artículo 3 comportamientos típicos del usuario en la web y cómo testearlos. Los usuarios no leen, hojean. Sobre todo porque leer desde la pantalla del ordenador cansa. Permitir que los usuarios escaneen el texto es darles la posibilidad de orientarse dentro del texto y hacerse una idea sobre qué trata.

  • Empecemos por un título significativo: tiene que contener la idea sobre la cual escribimos
  • Incluye subtítulos y cabeceras con clara relación al contenido que preceden
  • Utiliza negrita para destacar palabras, frases y enlaces
  • Recurre al uso de listas de ítems
  • Incluye tablas para categorías de información que se repiten

3. Da importancia a los enlaces hipertextuales

Los enlaces hacen la web. ¿Cómo presentarlos para que sean útiles, exactos y creíbles? Si la web es hipertexto, hay que aprovecharlo en beneficio de nuestra audiencia. Además, ofrecer enlaces de calidad es una muestra de confianza en la propia calidad de los contenidos de nuestra web

  • Explícale al usuario qué verá clicando al enlace
  • Pon el enlace al final de la frase o el párrafo
  • Incluye máximo 3 enlaces en un párrafo
  • Si hay más, organízalos en una lista
  • Informa al usuario qué tipo de fichero va a descargar y qué tamaño tiene
  • Utiliza las URLs cortas y descriptivas

4. Incluye párrafos concisos

La regla principal de un escrito es: un párrafo = una idea. Y para la web también vale más.

  • Un párrafo = una idea = un propósito
  • Incluye muchos párrafos cortos en vez de uno largo
  • Utiliza la misma palabra si te refieres a la misma cosa
  • Aplica la regla de la pirámide invertida: empieza por el resumen del texto, luego presenta los hechos más importantes y al final los detalles.

5. Reduce barreras cognoscitivas

Se trata de eliminar los elementos que pueden impedir entender el sentido del texto. El truco, si me permites, es no hacer pensar al usuario y darle ya todo “masticado”.

  • No escribas frases con más de una oración subordinada
  • Si es posible y no cambia el sentido, elimina la oración menos importante
  • Evita agrupar varios sustantivos
  • Utiliza verbos en vez de sustantivos verbales
  • Evita las frases ambiguas para no despertar dudas
  • Destaca el objeto y la acción en las frases para dejar claro quién hace qué
  • Incluye menús evidentes y claros
  • Ofrece varias rutas de navegación hacia el mismo contenido
  • Enseña dónde el usuario se encuentra en tu web
  • Si el usuario llega a su meta, hazlo saber, por ejemplo, cuándo ha finalizado el proceso de compra

Sin duda hay muchísimos puntos para completar este listado. Y si todavía añadimos más cosas de la disciplina de SEO tendremos que esforzarnos mucho para cumplir con cada regla. Pero, ¡no os desaniméis! Os propongo una solución simple: cada semana escoger un punto de todos los que hemos presentado e intentar ajustar el contenido de la web y así poderlo asumir sin problemas.

¿Qué te parecen estos consejos? ¿Añadirías algo más? Déjanos tu opinión…

Deja tu comentario o me cabreo

Si te ha gustado este post y no quieres perderte los próximos, sigue este blog a través de FacebookTwitter, y Google +. Y por último, un favor: si te ha resultado útil este post, usa los botones sociales aquí abajo para recomendarlo a tus amigos¡Gracias! ;-)

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.673 seguidores